Colombia envía sus primeros bits por IoT

Acceso a Internet con sensores de movimiento, proximidad y cámaras; conducción autónoma y soporte al conductor si se necesita una reparación, entre otros.

En el siglo XXI, el Internet de las Cosas, mejor conocido como IoT, será la bandera de los gobiernos, de la tecnología, de los operadores, de los innovadores y, especialmente, de los usuarios. Por ello es oportuno, mirar cómo avanza el mundo y hacia dónde va Colombia.

En un mundo marcado por la tecnología, IoT ​tiene el gran papel de interconectar digitalmente todo aquello (objetos) que hace parte de la vida cotidiana de los usuarios.

En 1999, Kevin Ashton en el Auto-ID Center del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), donde se realizaron investigaciones en el campo de la identificación por radiofrecuencia en red (RFID) y tecnologías de sensores, propuso por primera vez el concepto de Internet de las cosas.

Según la consultora y analista Gartner, se estimaba que a finales de 2017, cerca de 8.400 millones de dispositivos estaban conectados a IoT donde China, Norteamérica y Europa Occidental son los lugares donde más se genera empleo en función de se dedica a IoT, sumando entre las tres un 67% del total mundial en 2017.

Así mismo, la consultora explicó que en relación con los servicios y mercados profesionales de servicios, de consumo y de conectividad se alcanzó un gasto de 256.340 millones de euros para finales de 2017. Gartner estima que en 2020 la inversión en hardware y en aplicaciones dedicadas exclusivamente al consumidor podría llegar a cerca de 3.000 millones de euros.

Todo lo anterior representará que en 2020 más de 20.400 millones de objetos estén conectados en todo el mundo, cifra impensable hace una década, pero que gracias a los desarrollos tecnológicos sigue creciendo vertiginosamente.

Aplicaciones IoT

Para comprender de forms práctica, a continuación se relacionan algunos ejemplo acerca de la forma como IoT está impactando la vida de los ciudadanos del mundo:

  • Smart Home. Sensores para control de iluminación; equipos audiovisuales; refrigeración; alimentos; temperatura; puertas de acceso, entre otros.
  • Agricultura. Aplicación en tecnología de riego con apoyo de aspersores inteligentes vigilar cultivos desde la nube y monitoreo de ríos para actuar ante crecientes, entre otros.
  • Administración de infraestructura. Monitoreo y control de operaciones de infraestructura urbana y rural como puentes, vías férreas y parques eólicos.
  • Dispositivos vestibles (Wearables). Monitoreo remoto de pacientes y sistemas de notificación de emergencias (presión sanguínea; control de pulsaciones; implantes; marcapasos; relojes, pulseras y gafas inteligentes para reconocer e interactuar con el entorno, entre otros.
  • Industria y manufactura. Incorporación de sensores IoT, Inteligencia artificial (IA) y wearables que contribuyen a control de procesos; reducción de tiempos de producción; aumento de la seguridad de trabajadores y disminución de costos, entre otros aspectos.
  • Ciudades Inteligentes (Smart Cities). Ayuda a transformar ciudades enteras resolviendo problemas reales de congestión del tráfico, delincuencia y contaminación, con el uso de sensores y datos adecuados.
  • Autos conectados. Acceso a Internet con sensores de movimiento, proximidad y cámaras; conducción autónoma y soporte al conductor si se necesita una reparación, entre otros.
  • Retail. Resuelve problemas de autenticación, localización y pago en comercios, pequeños sensores con tecnología bluetooth que se comunican con dispositivos inteligentes tales como smartphones, tablets, osmartwatches y localización en interiores que aportan información de ofertas o tiendas a los usuarios.

Y todo lo que la creatividad e innovación del hombre pueda promover para mejorar las condiciones de trabajo, negocios, empresarialidad, producción, educación, entretenimiento, salud o mejoramiento de la calidad de vida de los seres humanos.

Importancia de las redes en IoT

El desarrollo de IoT ha representado importantes retos para fabricantes y operadores en cuanto a la implementación de redes de telecomunicaciones de alta velocidad. Los nuevos adelantos tecnológicos, sumados a la demanda creciente de datos han obligado a explorar la capacidad que las redes 5G pueden ofrecer para cumplir el objetivo de mejorar la experiencia del usuario con IoT.

Algunos operadores han iniciado pruebas, pero la mira está puesta para que las redes 5G funcionen a nivel global a partir de 2020. La consultora francesa Capgemini estima que en 2035, las redes 5G generarán un volumen global de 3.500 billones de dólares y creará más de 22 millones de empleos.

Para la Ingeniería, el desarrollo de las redes 5G ha definido el estudio a profundidad de sus características para lograr su máximo desempeño y eficiencia que permita el pleno concepto de ubicuidad: a cualquier hora; desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo.

La tecnología 5G está caracterizada por 8 especificaciones:​

  • Una tasa de datos de hasta 10Gbps - > de 10 a 100 veces mejor que las redes 4G y 4.5G.
  • Latencia de 1 milisegundo.
  • Una banda ancha 1000 veces más rápida por unidad de área.
  • Hasta 100 dispositivos más conectados por unidad de área (en comparación con las redes 4G LTE).
  • Disponibilidad del 99.999%.
  • Cobertura del 100%.
  • Reducción del 90% en el consumo de energía de la red.
  • Hasta 10 diez años de duración de la batería en los dispositivos IoT (Internet de las Cosas) de baja potencia.

En Colombia, los datos sobre tecnologías avanzadas muestran que apenas un 17% de las empresas usan computación en la nube y solo un 9% integra temas de IoT"

 

Colombia frente a IoT

“Hay una estrategia en marcha para que Colombia sea referente en economía digital en 2025”, así fue como hace algunas semanas el Ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), David Luna, la estrategia para avanzar en transformar la economía del país hacia la Economía Digital.

Los resultados del 'Estudio de Digitalización', adelantado por el Observatorio de Economía Digital Observatorio de Economía Digital del MinTIC indican que las empresas están trabajando en transformarse digitalmente, tanto a través de la adopción de tecnologías maduras (tradicionales) como avanzadas (nuevas), teniendo en cuenta su tamaño, sector y región.

Parte de los resultados reflejan adopción de infraestructura tecnológica, puesto que el 96% de las empresas usan Internet; 93%, computadores y 76% la red para proveer servicios a sus clientes. Sin embargo, en tecnologías maduras, el gran reto está en el comercio electrónico, pues 12% de las compañías realizan ventas a través de la web y 28% usan Internet para entregar productos en línea.

Los datos sobre tecnologías avanzadas muestran que apenas un 17% de las empresas usan computación en la nube y apenas un 9% integra temas de Internet de las Cosas (IoT). Por lo anterior, IoT tiene grandes oportunidades para ayudar a las empresas a mejorar su productividad y competitividad y a ofrecer innovaciones en sus productos a los usuarios.

Para Juanita Rodríguez, viceministra de Economía Digital, aunque las personas consideran que Internet es importante para su negocio, no necesariamente están conectadas o tienen presencia en línea y pocas cuentan con alguien para la administración de sus servicios de tecnología.

"Esto es nuevo para todo el mundo, pero no nos podemos quedar atrás. Es preocupante que hasta ahora estemos comenzando a entender el tema de avanzada. La inversión de las empresas en estas tecnologías permitirá aumentar su competitividad y que no desaparezcan”, aseguró Juanita Rodríguez.

En opinión de Scott Amyx, socio gerente de Amyx Ventures, firma especializada en estrategia IoT, en el 2022, el 50% de los negocios en Colombia dependerá de IoT aclarando que inclusive podría darse en menos tiempo.

Por su parte, Andrés Sánchez, CEO Identidad Technologies, estima que “IoT es una tecnología que está todavía muy inmadura porque al ser la nueva ola de tecnología requiere de muchísimos componentes que estén actuando al mismo tiempo y muchísimas empresas que estén actuando y estamos en un proceso de transición.”

Así mismo, Andrés Sánchez opina que las barreras para la implementación de IoT en Colombia se relacionan con el desconocimiento de su significado, ventajas y desventajas. “El miedo a que instalar IoT requiera un nivel de despliegue de personal y tecnología muy grande que sea costoso, lo cual hace que las empresas prefieran no preguntar, porque existe ese miedo a los ‘altos’ costos y a perder el tiempo”: añadió.

IoT sin innovación es impensable e inviable. Por ello, Francis Gurry, director general de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), considera que “La innovación es el motor del crecimiento en nuestra economía mundial, cada vez más dependiente de los conocimientos, pero son necesarias más inversiones para promover la creatividad humana y el rendimiento económico. La innovación puede contribuir a transformar el actual auge de la economía en crecimiento a más largo plazo”.

Por ello, para el desarrollo real del IoT en Colombia en los próximos años, se necesita dar un gran impulso institucional, educativo, empresarial y financiero para que la sociedad y las empresas se apropien de la tecnología que puede ayudar a mejorar sus distintos escenarios, de manera que se traduzca en una mejor calidad de vida para los ciudadanos y en un mayor impacto en los niveles productivos y competitivo de las empresas, lo cual permitirá participar más activamente en la Sociedad del Conocimiento del siglo XXI.

Una gran oportunidad para los Ingenieros colombianos se presenta para contribuir al desarrollo del IoT, a través de aplicaciones, dispositivos, mercados para ayudar a ciudadanos y empresarios a reinventar productos, servicios y/o procesos en un mundo que busca la sustentabilidad, la adaptación al cambio climático y a la fuerza de la incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación clave del éxito.

 

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETIN

Asegúrese de estar al tanto de las noticias y acontecimientos de ACIEM.

CONTÁCTENOS

  • Teléfono: 3127393